Una de los géneros de cine y tipo de narraciones más atractivas para escribir música, son las que tratan de “epopeyas espaciales”.

El espacio tiene esa profundidad que aporta una dimensión y un valor añadido a la música y, además, “da para muchas músicas”, siendo capaz de acoger instrumentaciones y estilos muy diversos y opuestos. Esta es mi versión (rescored) para unas fantásticas imágenes.